+34 616 245 466 info@educandoenvalores.info

Recrea Verano 2019

Durante el verano seguimos ofreciendo nuestra intervención especializada para estimular capacidades, compensar y potenciar dificultades y estimular el desarrollo de niños y adolescentes

A través de Recrea Verano fomentaremos en los niñ@s el desarrollo de una actitud adecuada.
  • PISCINA
  • REFUERZO DE ASIGNATURAS
  • ACTIVIDADES AL AIRE LIBRE
  • NUEVAS TECNOLOGÍAS
  • JUEGOS DE APRENDIZAJE
  • APOYO EDUCATIVO
  • EN RECREA VERANO APRENDEMOS JUGANDO

DÍAS, HORARIO Y PRECIOS

De lunes a viernes

 
}

DE 09:00 A 14:00 HORAS

JULIO Y AGOSTO

 

Precios

Semana – 50’00 €

Quincenal – 90’00 €

Mensual – 160’00 €

(Merienda de media mañana incluida) (Plazas limitadas)

Recrea verano 2019 incluye apoyar aquellos alumnos que han suspendido y deben reforzar algunas materias… Les ayudamos a preparar las recuperaciones.

Y le reforzamos el próximo curso.

El verano es muy largo y vuestros hij@s tienen mucho tiempo libre para hacer muchas cosas entre ellas no os olvidéis… del aprendizaje.

Contacta con nosotros para reservar plaza o si tiene alguna duda.

Formulario de Contacto

1 + 8 =

Teléfono +34 616245466

Rúa Estrada, 9 – 1º

36860 Ponteareas (Pontevedra)

Investigando, explorando y descubriendo:

Despertando en ell@s una actitud de profundización en el aprendizaje de aquellos campos de su interés, enriqueciendo su mundo, ayudándoles a desarrollar una visión más completa y amplia de las cosas. Ayudarles a descubrir que el conocimiento no termina y que pueden llegar hasta donde se marquen, les dará aliento y motivación y despertará su interés en la exploración e investigación para lograr nuevos conocimientos. Incentivando la elaboración de hipótesis propias basadas en sus ideas previas y ayudándoles a desarrollar una actitud de emprendimiento hacia el descubrimiento y creación de nuevos aprendizajes, les ampliará sus horizontes de desarrollo en torno a sus potenciales.

Extrayendo la riqueza de las cosas y cargándose de experiencias enriquecedoras:

Abriéndoles la mente hacia el encuentro del enriquecimiento que puede ofrecerles el mundo que les rodea, animándoles a extraer lo mejor de las cosas y de las personas, ayudándoles a no poner el foco en lo negativo de las diferencias sino en lo positivo de las mismas, les ayudará a tener un mejor equilibrio entre ellos y el mundo que les rodea, logrando, paralelamente, una mente más abierta y flexible. Del mismo modo, despertando en ellos una actitud de “emprendimiento” en la búsqueda activa personal de experiencias enriquecedoras y conocimiento, les hará adquirir un bagaje más enriquecedor. Animándoles a realizar un análisis reflexivo de todo lo adquirido resultará base para interconectar aprendizajes, madurarlos y establecer pensamientos sólidos bien fundamentados.

Imaginando, soñando y creando:

Dotándoles de herramientas para una comunicación eficaz de ideas y pensamientos, adaptadas al entorno frente al que se encuentren, les facilitará su expresión adquiriendo un sentimiento de comprensión y escucha por parte de los otros. Del mismo modo, despertar en ellos una actitud de búsqueda de intereses comunes y de apreciación de las diferencias, les hará sentirse más adaptados a su entorno. Adquirir un adecuado equilibrio entre ellos y el mundo que les rodea resulta esencial para lograr un adecuado desarrollo personal y emocional. Poder encontrar entornos que empleen su mismo lenguaje, y con los que compartan intereses más excepcionales, les aportará un espacio donde poder expresarse sin límites.

Comunicando pensamientos e ideas y mostrando todo su potencial:

Abrirles la mente hacia el encuentro del enriquecimiento que puede ofrecerles el mundo que les rodea, animándoles a extraer lo mejor de las cosas y de las personas, ayudándoles a no poner el foco en lo negativo de las diferencias sino en lo positivo de las mismas, les ayudará a tener un mejor equilibrio entre ellos y el mundo que les rodea, logrando, paralelamente, una mente más abierta y flexible. Del mismo modo, despertar en ellos una actitud de “emprendimiento” en la búsqueda activa personal de experiencias enriquecedoras y conocimiento, les hará adquirir un bagaje más enriquecedor. Animarles a realizar un análisis reflexivo de todo lo adquirido resultará base para interconectar aprendizajes, madurarlos y establecer pensamientos sólidos bien fundamentados.
Les  retaremos, a través de nuestros diversos talleres , a crear, experimentar, descubrir, profundizar y poner a prueba sus habilidades, tomando como motor principal la creatividad. ¿Se atreverán con el reto?
Explorando y empleando su potencial de forma divertida, poniendo en marcha su talento y su creatividad y aprendiendo como más les gusta…

¿Qué objetivos pretendemos conseguir con nuestro Proyecto?

  • Despertar un mayor interés y gusto hacia el aprendizaje.
  • Propiciar el enriquecimiento y profundización sobre diferentes temáticas.
  • Despertar y fomentar el potencial natural de cada uno.
  • Favorecer el encuentro con uno mismo y el descubrimiento de los propios potenciales.
  • Fomentar el uso de la creatividad como herramienta para la vida.
  • Mejorar las relaciones interpersonales.

¿En qué consistirá nuestro Proyecto Veraniego?

A través de diversos talleres, teniendo como motor principal el empleo y fomento de la creatividad, los participantes podrán poner en práctica y potenciar sus habilidades naturales de forma lúdica, a la vez que fomentarán el interés y gusto por la experimentación y el aprendizaje.

Adquiriendo y aprendiendo métodos, hábitos e técnicas de estudio eficaces:

Las técnicas de estudio suponen la base para la organización y planificación del trabajo escolar.

Es importante que, desde edades muy tempranas, los niños y niñas adquieran hábitos y rutinas de trabajo diario.

La organización, la lectura comprensiva, el subrayado, la esquematización, el resumen, los mapas conceptuales, la extracción de las ideas y/o conceptos fundamentales de un texto, son algunas de las técnicas que pueden adquirir y que les permitirán mejorar su rendimiento escolar, optimizando el tiempo disponible y adquiriendo aprendizajes funcionales.

En nuestra rutina solemos ver a niños y niñas a los que les cuesta estudiar, planificarse y aprender los distintos contenidos que desarrollan en la escuela. Es importantes enseñarles a estudiar desde la base: creación de un horario que delimite el tiempo de ocio y de estudio, aprender a utilizar la agenda, comprender enunciados, seguir autoinstrucciones para resolver actividades de todas las asignaturas, realizar pre-lecturas, subrayado de palabras claves, resúmenes, esquemas, fichas de trabajo personalizada, etc.

  • En nuestro Gabinete Psicopedagógico mostramos a niños/as, adolescentes y adultos, las distintas técnicas para que ellos y ellas sean capaces de buscar su propio método de estudio y trabajo (audios de los temas, resúmenes, esquemas, dibujos, etc.).
  • Cada estudiante debe ser capaz de utilizar un sistema que le funcione y le facilite la adquisición de contenidos y habilidades.

Durante todo el verano y el curso escolar se puede demandar este servicio, en diferentes modalidades (5 o 10 sesiones), o a través de una intervención fija cada semana, además se puede actualizar y refrescar. Utilizamos nuestro propio material, pero el alumno/a puede traer libros o textos de las asignaturas que cursa para que pueda practicar de forma significativa y funcional partiendo de su realidad. Asimismo, el verano es una gran época para trabajar las técnicas de estudio ya que los niños/as y adolescentes no tienen tanta presión académica ni un volumen de trabajo excesivo. No dudéis en consultarnos todas las opciones.

Asistiendo a clases de Apoyo impartidas por especialistas:

No somos una academia porque nuestras sesiones son desarrolladas por especialistas en distintos ámbitos pero con la preparación necesaria para ayudar a las personas a mejorar su rendimiento académico.

Trabajamos con niñ@s que, en casa o por los horarios laborales de los padres y madres, no pueden tener un hábito de estudio adecuado. No enseñamos lecciones como en un aula, sino que adaptamos cada proceso de enseñanza/aprendizaje al momento y a la persona, de manera que refuerce, no solo sus aptitudes académicas, sino también su autonomía, sus hábitos de estudio, su motivación y, al mismo tiempo, puedan ser orientados sobre su futuro de una manera significativa.

Cada alumno/a de nuestro Gabinete se beneficia de nuestro equipo multidisciplinar para que tengan un apoyo escolar, social y profesional positivo que dé funcionalidad a sus necesidades.

Apoyamos las materias escolares, en inglés y en español y echamos una mano a nuestros chicos y chicas con las clases de francés. Estudian, repasan, amplían y refuerzan, sin desmotivarse, creyendo en sí mismos y en un ambiente de confianza y seguridad.

A veces es más importante hablar de una pelea que hacer siete problemas y una redacción.

En nuestras clases de apoyo grupales el número de algunos es limitado, porque la individualización de la enseñanza es un pilar fundamental en nuestra filosofía.

La coordinación con la familia, aunque no haya dificultades de aprendizaje u otro tipo de trastorno y, ser un mero apoyo para reforzar contenidos, es esencial, todos los educadores que intervengan y enseñen al alumno o a la alumna deben ser un equipo e ir en la misma dirección.

Reforzando, desarrollando y afianzando su motivación y capacidad de aprendizaje a través de la gamificación:

El aprendizaje basado en juegos implica utilizar el funcionamiento y la mecánica del juego en un contexto educativo, aprovechando así sus ventajas como elemento motivador, social e interactivo. Para ello, ponemos en práctica diversas estrategias y utilizamos los recursos que pone a nuestra disposición Internet. Si queréis animaros a probar esta nueva metodología en nuestro Gabinete apuntaos rápidamente. Para ello:

  • Definimos un objetivo claro: Estableciendo qué conocimientos o actitudes queremos que nuestros alumn@s adquieran o practiquen mediante el juego. Puede ser una asignatura completa, los contenidos de un proyecto o un tema concreto que se les resiste. También puedes tener como fin potenciar ciertos comportamientos, desarrollar ciertas destrezas o competencias. En cualquier caso, es importante que definamos el objetivo antes de comenzar a diseñar el juego.
  • Transformamos el aprendizaje de capacidades y conocimientos en juegos: Debemos ser capaces de plasmar el proceso de aprendizaje tradicional en una propuesta lúdica y divertida. Podemos comenzar por una opción sencilla (en muchas ocasiones, las más eficaces y motivadoras) y, por ejemplo, inspirarnos en algún juego tradicional que ya conozcan para que la primera prueba sea más fluida, tanto para nosotros como para los estudiantes. El trivial, la oca o cualquier juego de preguntas y respuestas o de emparejar conceptos puede ser una opción perfecta para empezar. También podemos dar los primeros pasos en la gamificación utilizando juegos educativos como los que se recopilan en Vedoque, Cyberkidz o JueduLand.
  • Les proponemos un reto específico: Una de las preguntas esenciales cuando se encara por primera vez un juego es: “¿Qué tenemos que conseguir?”. Igual que nosotros deben tener claro el objetivo didáctico del juego, nuestros alumnos deben estar al tanto de cuál es el objetivo lúdico del juego y qué tienen que hacer para lograrlo. A veces se tiende a complicar los juegos hasta tal punto que se diluye el destino final de los mismos. Nos centramos en un reto concreto y motivador, se lo explicamos a nuestros alumnos y lo tendremos siempre presente antes, durante y tras el desarrollo del juego, para analizar cómo ha sido la experiencia, detectar aciertos y errores y aprender para la próxima sesión.
  • Establecemos unas normas del juego: Las reglas sirven para reforzar el objetivo del juego, pero también evitan que el caos se apodere del desarrollo del mismo, delimitan comportamientos, promueven una competición limpia o facilitan ciertos acontecimientos o encrucijadas que puedan interesarte. Crearemos unas normas concisas, las revisaremos una a una con nuestros alumnos para que estén claras y observad siempre su cumplimiento por parte de todos los participantes en el juego.
  • Crearemos un sistema de recompensas (badges): La recompensa es parte fundamental del juego. De hecho, hay sistemas de gamificación que se basan únicamente en establecer puntuaciones o premios que se aplican en el desarrollo tradicional de la clase y que sirven para valorar la adquisición de contenidos pero también los comportamientos, la capacidad de trabajo en equipo, la participación en en aula, los trabajos extra… Hay sistemas online como ClassCraft u OpenBadges que permiten establecer puntuaciones y premios a ciertos logros obtenidos. Podemos optar por estos o por un sistema de puntuación tradicional que debe resultar claro y estar accesible o visible en el gabinete para mantener la motivación.
  • Proponer una competición que les sea motivadora: Una sana competencia es parte indispensable del juego. No es necesario el enfrentamiento directo e individual, podemos optar por juegos cooperativos en los que los participantes tendrán que colaborar y aportar de diversas maneras para lograr la recompensa final. Pero incluso en ese caso habrá cierta competencia por participar, ayudarse unos a otros, resolver el siguiente paso, alcanzar el logro antes que el resto de compañeros o mejorar las puntuaciones propias.
  • Estableces niveles de dificultad creciente: El funcionamiento de un juego se basa en el equilibro entre la dificultad de un reto y la satisfacción que se obtiene al superarlo. Por eso, conforme los alumn@s avancen y practiquen, el nivel de dificultad debe ir en aumento para adaptarse al dominio que han ido adquiriendo. De este modo se mantendrá la tensión reto-superación y, por lo tanto, la motivación de los estudiantes para seguir jugando y superándose. Como en los pasos anteriores, la experiencia que vayan adquiriendo nos ayudarán a delimitar mejor los niveles, atendiendo al uso que hagan del juego y los resultados obtenidos.

Reforzando, desarrollando y afianzando su Inteligencia Emocional:

A menudo vemos en el gabinete cómo muchos  niños y niñas tienen dificultades para reconocer y gestionar las diferentes emociones. Les cuesta ponerse en el lugar del otro, hablar y compartir opiniones de una manera asertiva… No saben cómo identificar las emociones, cómo reconocerlas y cómo gestionarlas, de hecho, no es tarea fácil.

¿Están nuestros niños y adolescentes preparados para ello? No todos; son competencias que se dan por adquiridas y a veces no están lo suficientemente desarrolladas. Competencias a las que no se les suele prestar la atención que merecen. Adquirir y desarrollar una buena Inteligencia emocional (IE) es imprescindible.

La inteligencia emocional es la capacidad de identificar, comprender y manejar las emociones en uno mismo y en los demás, es decir, la capacidad que tenemos para tratarnos bien y tratar bien a los demás. Consta de tres procesos básicos que la engloban:

 

  • Percibir: Reconocer de forma consciente nuestras emociones e identificar qué sentimos y ser capaces de darle una etiqueta verbal.
  • Comprender: Integrar lo que sentimos dentro de nuestro pensamiento y saber considerar la complejidad de los cambios emocionales.
  • Regular: Dirigir y manejar las emociones tanto positivas como negativas de forma eficaz.

Sabemos que nuestros alumn@s que desarrollan una adecuada inteligencia emocional poseen confianza en sus capacidades; crean y mantienen relaciones satisfactorias, comunicando lo que necesitan, piensan y sienten, teniendo en cuenta los sentimientos de los otros; están motivados para explorar, afrontar desafíos y aprender, poseen una autoestima alta y tienen un mayor número de recursos para la resolución de conflictos. Algo que influye de forma positiva en todas las áreas de su vida.

En nuestro Gabinete vemos que trabajando la IE aumenta el bienestar de nuestros alumnos, se reducen los conflictos escolares resolviéndose de una manera más asertiva.

Lo primero es dedicar unas sesiones a explicar cuáles son las emociones básicas (la alegría, tristeza, asco, enfado, miedo y sorpresa), enseñar cómo puedo identificarlas y qué hacer cuando las identifico.

El año pasado en nuestro Gabinete realizamos un taller de inteligencia emocional a lo largo de todo el curso que atrajo mucho a los niños y adolescentes, era muy dinámico y les ayudó a fijarse más en que repercusión podían tener sus actos y a estar más pendientes de ayudar a sus compañeros. Se fomentó la empatía. En estas sesiones se presentaba tres imágenes, una que mostrase los rasgos faciales de una forma clara, la misma emoción en un niño y en una persona adulta. Los alumnos debían identificar la emoción a trabajar. Se les fue preguntando por las características físicas que pueden observar en la imagen; una vez identificados los rasgos físicos preguntamos por las cosas que nos producen dicho sentimiento. Después, debatimos y comentamos que soluciones podemos encontrar para ayudar a las personas que presentan dicho sentimiento y por último, qué podemos hacer nosotros mismos para cambiar esa emoción cuando la estamos manifestando. Entre otras muchas actividades…

Dónde Estamos

Rúa Estrada, 9 - 1.º
36860 Ponteareas
Pontevedra

Teléfono
+34 616 245 466

Correo Electrónico 
info@educandoenvalores.info

Contacte con nosotros

¡Háganos saber si tiene alguna pregunta!

Síguenos en:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
Ir a la barra de herramientas